"Sexualizar las medidas sanitarias".

Esta es una de las medidas tomadas, mejor llamada "Pico y Género"por parte de la nueva alcaldesa de la capital colombiana para controlar el "libre" tránsito en cuarentena.

Por: Juan Camilo Brito Larsen

Columna de Opinión

Fotografía: Tim Mossholder

El decreto 106 de 2020 proferido por la alcaldesa de Bogotá, muestra un protagonismo marcado .

Dicho decreto, firmado por la Alcandesa Claudia López y su equipo de gobierno durante la emergencia sanitaria, busca proteger aún más a la ciudadanía, pero resulta tener en consecuencia contradictores que la señalan de tener un ego creciente y de "politizar" la pandemia. Adicionalmente generar revuelo y tratar de buscar (nuevamente) un enfrentamiento innecesario y poco prudente con el Gobierno nacional.

En primer lugar, el gobierno del presidente Iván Duque acogió la medida que varios alcaldes del territorio nacional han adoptado en sus respectivas ciudades, para controlar aún más a la población y evitar que se siga propagando el COVID-19 como consecuencia de las aglomeraciones que se dan, por ejemplo, en los supermercados o las entidades financieras.



Dicha medida es la del pico y cédula, la cual se ha implementando en ciudades como Barranquilla, Medellín, Cartagena, Tunja, Ibagué, Santa Marta, Popayán, entre otras y el resultado ha sido bastante satisfactorio. Como bien lo dijo el alcalde de Medellín: “La medida nos ha ayudado a controlar mucho el número de personas que salen a la calle, especialmente en la periferia donde teníamos muchas denuncias de ciudadanos que nos decían que no se estaba cumpliendo la medida”.

No obstante y pese a que la medida del “pico y cédula” se ha mostrado adecuada para cumplir con el fin del gobierno nacional, sorprendentemente hoy, en Bogotá, la alcaldesa decidió proferir un decreto donde propone el “pico y género”. Esta es una medida que, al contrario de las demás ciudades, los días impares podrán salir sólo los hombres y los días pares, sólo las mujeres tal cual lo dispone el parágrafo 5 del artículo 2 del mencionado decreto.



Respecto de las personas transgénero, se añade que podrán circular según su identidad de género. Sin embargo, ¿Qué pasa con aquellas personas que no tienen un género definido? Los “Transformistas” son un ejemplo de ello ya que como bien lo explica Profamilia; “son personas que ocasionalmente asumen roles del género opuesto. Hombres que tienen conductas, atuendos y estilos femeninos, contrarios a su propio género; mujeres que disfrutan con conductas, atuendos y estilos masculinos.

De igual manera, las personas “interesexuales”, que como bien lo ha definido el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), “son personas que tienen un trastorno del desarrollo sexual (TDS), que, por una condición genética, ya sea genital u hormonal, hay una alteración en el cuerpo humano que no suele ser fácil de categorizar como hombre o mujer”.


El artículo 13 de la Constitución Política dispone que “todas las personas nacen libres e iguales ante la ley y recibirán el mismo trato de las autoridades (…) sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional, etc”. Igualdad que evidentemente está siendo vulnerada para las personas que sencillamente no tiene una identidad de género definida pues como se explicó anteriormente, algunas veces se sienten mujeres y otras veces, hombres.

Entonces, ¿Cómo controlarán las autoridades distritales la movilización de estas personas?,¿Los obligarán a autodefinirse ºatentando contra su libre desarrollo de la personalidad? Pues bien, son interrogantes que surgen a raíz del decreto emitido por el gobierno distrital donde claramente se estaría ante la probable discriminación de una parte de la población que habita la ciudad.

Ahora bien, aparte de la grave violación a la Carta Política, es preocupante y deja mucho que decir de la alcaldesa, pues lo único que refleja este decreto, es la falta de interés de cooperar y trabajar de la mano, con el gobierno nacional. En reiteradas ocasiones ha tratado de imponerse sobre éste, asumiendo roles que no le corresponden, provocando conflictos innecesarios e inoportunos para el momento que se vive en todo el país con el único fin de hacerse notar y generar polémica en la ciudadanía. Una clara muestra de su ego y su prepotencia que, en algunos momentos ha sido de aplaudir, pero ahora no es tiempo de relucirlos.

Por último y a modo de conclusión, se puede evidenciar que, por el ego de Claudia López,sólo tiene valor lo que ella propone y si no coincide con lo que el gobierno establece, busca desafiarlo, hasta el punto de que el tan mencionado decreto viola directamente la Constitución Política, específicamente derechos fundamentales. Además, se puede notar que el actuar de la alcaldesa es para tener un protagonismo inútil, pues no hay justificación alguna para no aplicar la medida que ya se está implementando con éxito en otras ciudades,que ha tenido impacto positivo y tampoco que demuestre que se protege más a la población con “pico y género” que con  “pico y cédula”.


Referencias bibliográficas

1. https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/pico-y-cedula-en-colombia-por-cuarentena-480854

2. https://profamilia.org.co/aprende/diversidad-sexual/identidades-de-genero/

3. https://www.constitucioncolombia.com/titulo-2/capitulo-1/articulo-13

4. https://www.icbf.gov.co/que-es-la-diversidad-sexual-y-de-genero


#covid19 #claudialopez #colombia #picoygenero #cuarentena #decreto 106 de 2020 #bogota

  • White Facebook Icon
Social Media

Cra 15 calle 95

BOGOTA

Colombia

MIAMI

Estados Unidos